Comunicado de prensa 016/2017

EL MANEJO INAPROPIADO DEL SUELO URBANO, EN LA BASE DE LA IRREGULARIDAD, LA ESPECULACIÓN Y EL DESORDEN

*Se da a conocer la realización del III Congreso Iberoamericano de Suelo Urbano, con la participación destacada de El Colegio Mexiquense, A. C.


comunicado016 2017Zinacantepec, Estado de México, 30 de marzo de 2017.- Al dar a conocer la realización del III Congreso Iberoamericano de Suelo Urbano, a realizarse en Curitiba, Brasil, en agosto próximo, con la participación central de El Colegio Mexiquense, A. C., el coordinador general del encuentro, Alfonso Iracheta Cenecorta, destacó los graves problemas que ocasiona la ausencia de políticas públicas que consideren a escala municipal la oferta legal y regular de tierra para la población más pobre, con los resultados consecuentes de irregularidad, desorden urbano y alta especulación en un mercado de suelo que margina más aún a los más desfavorecidos.
Como ejemplo señaló que en el Valle de Toluca se practica la política de dejar hacer y dejar pasar, por lo que cualquier parcela se vende y se ocupa; cualquier desarrollador puede comprar y ubicarse donde quiera, y lo mismo sucede con los centros comerciales, con las consecuencias de agotamiento del agua, diminución de la producción maicera y deforestación, en una crisis que va más allá de lo que podría aceptarse debido a la presencia de procesos irreversibles en materia ambiental.
Iracheta Cenecorta destacó que en este tiempo electoral es propicio preguntar a los candidatos al gobierno estatal cuáles son sus propuestas en relación con el manejo adecuado del suelo urbano en las ciudades del Estado de México y de oferta de suelo para los más pobres, tanto como respecto del suelo que no debe ocuparse bajo ninguna circunstacia por su uso agrícola, ambiental o arqueológico.
Dijo que el asunto de la tierra en las ciudades se ha convertido en el gran tema del desarrollo, pues no hay una ciudad en que no haya un problema grave de suelo urbano, por exceso o por defecto, que se expresa como crisis por especulación inmobiliaria, irregularidad en la tenencia de la tierra, ocupación o invasión de terrenos y una gran cantidad de predios baldíos.
En México, y sobre todo en el Estado de México, no hay un solo ejemplo de práctica positiva desde que, a finales de los setenta, hubo por un tiempo oferta de suelo para familias pobres, pero la política, de entonces a la fecha, se ha dejado en manos del mercado de suelo legal e ilegal, que es muy especulativo, y de ahí la importancia de las propuestas que desde el mundo académico se han hecho por años y las que resultarán del III Congreso Iberoamericano de Suelo Urbano.
El tema final, apuntó, es que el suelo es el instrumento fundamental para que una ciudad se pueda organizar, pero en México es un asunto desconocido para las autoridades locales, y de ahí la urgencia de realizar accciones integradas, en las que debe tener un papel fundamental el impuesto predial como fuente de mantenimiento de la infraestructura, pero con un manejo transparente y no politizado.
Añadió que América Latina es el subcontienente más urbanizado del planeta y el crecimiento estimado hasta 2050 para las ciudades será de población incluso muy pobre, como consecuencia de la falta de previsión y planeación en la oferta del suelo que requieren los desprotegidos, lo cuales siguen ocupando los lugares más inadecuados y peligrosos.
El tema del congreso será la nueva agenda urbana, destacó por su parte Carolina Pedrotti Bruno, investigadora de El Colegio Mexiquense, A. C., y coordinadora científica del encuentro, quien mencionó la relevancia de la gestión del suelo para la migración, el crecimento poblacional y urbano, así como la protección ambiental.
En este encuentro se pondrá mucha atención en la galería de buenas prácticas postuladas por organizaciones de la sociedad civil, investigadores y gobiernos, subrayó, y añadió que en la página de El Colegio Mexiquense, A. C., (www.cmq.edu.mx) está ya disponible la liga que lleva a toda la información relativa al congreso.
Participan también las universidades Federal do Paraná, Pontificia Católica do Paraná y Positivo, así como la Federación Iberoamericana de Urbanistas de España, el Friedich-Ebert-Stiftung, el Lincoln Institute of Land Policy, con sede en Boston, y la Sedatu, de un total de trece convocantes y organizadores.