Comunicado de prensa 033/2012

Conchas y caracoles, marcador cultural de los pueblos mesoamericanos


comunicado033_2012Como parte del ciclo de conferencias 2012 Arqueología y etnohistoria de Mesoamérica, la doctora Lourdes Suárez Diez del Instituto Nacional de Antropología e Historia dictó la conferencia "Conchas y caracoles: usos y simbolismos en Mesoamérica", donde mencionó que estos objetos son manejados en muchos momentos en todos los contextos humanos, ya que son poseedores de características propias que le asignan cualidades aprovechadas por numerosos grupos.

La doctora Suárez destacó en primer término la indiscutible belleza del material, lo que dijo da lugar a un desarrollo artístico enorme y variado; en segundo lugar mencionó la variabilidad, con todo tipo de formas; finalmente se refirió a su procedencia: el agua, ello en el entendido de que se trata de un líquido vital a la cual se asocia un valor indiscutible, además del valor mágico agregado que le concede al objeto su relación con el mar.comunicado033b_2012

Asimismo habló de su abastecimiento, consideró que no existía temor a su agotamiento por ser un material orgánico que se reproduce, lo que hizo que su producción, uso y consumo fuera generalizado y lo suficientemente importante para brindar una respuesta antropológica valiosa.

Mencionó que el desarrollo de esta industria varía dependiendo del nivel cultural del grupo, así como de sus posibilidades para obtener la materia prima y de la tradición cultural y artística que poseían. El trabajo con estos materiales implica la selección a partir del tamaño forma y dureza, siempre dependiendo del objeto a realizar. Para la manufactura de los objetos, explicó, se emplearon tres técnicas: la percusión, golpear con un percutor de mayor dureza; la presión, método de apoyar; y el desgaste, que es el método de frotar para modificar la forma. Para trabajar el acabado del objeto se utilizó el pulido, el bruñido y la decoración: esgrafiado, acanalado, tallado, calado, incrustación, pintura y grabado.

La mayoría de las culturas prehispánicas fabricaban ornamentos como cuentas, pendientes, pectorales, brazaletes, ajorcas, anillos, entres otros, lo que permite conocer el estrato social al que pertenecía el individuo que lo portaba, así como su posición social, tal es el caso de insignias militares, distintivos sociales o políticos, o talismanes del sacerdocio.

La doctora Suárez realizó una descripción de los distintos objetos encontrados, la técnica con la que fueron trabajados y su relación con las deidades, así como de las características biológicas de las conchas y caracoles, las cuales, dijo, permiten obtener información arqueológica y etnohistórica para reconstruir aspectos de la vida del hombre y su pasado, lo que convierte a este material en un marcador cultural.

En el contexto de la conferencia se llevó a cabo la inauguración de la exposición fotográfica Conchas y caracoles, ese universo maravilloso de Martha López Díaz, la cual permanecerá abierta hasta el 15 de junio de 2012 en Casa Toluca, ubicada en Aquiles Serdán número 201, centro de Toluca.