Comunicado de prensa 042/2012

Concluye el ciclo de conferencias 2012 de Arqueología y etnohistoria


comunicado042a_2012Para concluir el ciclo de conferencias 2012 de Arqueología y etnohistoria se llevó a cabo la conferencia “El calendario y la concepción del tiempo entre los mexicas”, dictada por el maestro Rafael Tena del Instituto Nacional de Antropología e historia, quien para iniciar compartió con la audiencia la leyenda de los soles y la lectura del códice florentino, libro séptimo, textos donde dijo es posible deducir cuál es la idea que los mexicas tuvieron del tiempo.

Mencionó que, según el autor de la leyenda de los soles existe un principio que sitúa hace 2513 años, contados a partir del momento en que él está escribiendo, es decir en 1558, si se descuentan esos 2513 años se llega al año 955 antes de nuestra era, fecha que se considera como principio del tiempo, del mundo o de la historia.comunicado042b_2012

El maestro Tena destaca la convicción que el autor de la leyenda, a nombre de los nahua mexicas, tenían acerca del principio y de un tiempo lineal que se inaugura con ese ordenamiento, luego se presenta un orden de alternancias o sucesiones que son diferentes pero que de alguna manera se repiten.

Explicó, asimismo, la relación que tienen los cuatro primeros soles con diversos elementos, incluyendo el nombre que recibieron, que es coincidente con la denominación del día en que fueron destruidos. El quinto sol, dijo el investigador, fue creado por Quetzalcóatl y será destruido en un día de signo Nahui Ollin, o cuatro movimiento, por Tezcatlipoca, aunque no se sabe con certeza la fecha; agregó que la palabra “ollin” significa pelota o movimiento, y que “tlalollin” es movimiento o temblor de tierra, lo que originaría la destrucción del sol en que vivimos y haría perecer los hombres por hambruna a consecuencia de sequías en la tierra.

Mencionó que si se hace un resumen es posible observar que se alternan los cuatro mismos elementos que fueron señalados por algunos filósofos griegos como esencias de la materia: la tierra, el aire, el fuego y el agua, porque cada uno de estos elementos es un repositorio de energía y de fuerzas descomunales que lo mismo sirven para crear que para destruir; además, mencionó, es posible ver en el concepto del tiempo un desarrollo lineal hacia adelante, el cual se ha ajustado a una especie de patrón recurrente, a una visión un tanto cíclica de la historia. Dijo que parte del origen de esta visión peculiar del tiempo entre los prehispánicos puede deberse a la observación de la naturaleza, principalmente del sol, la luna y los planetas.

En cuanto al calendario mesoamericano y el calendario mexica, realizó un resumen de la llegada del hombre a América y habló de diversas manifestaciones culturales de la civilización en distintas áreas culturales, lo cual fue estableciendo diferencias en la unidades básicas del calendario. Comentó que aunque era muy similar al de los mayas no era enteramente igual, el mexica estaba estructurado con base en la combinación de dos ciclos: el de 365 días y el de 260. El doctor Tena ofreció algunas explicaciones en torno a estos calendarios.

Este ciclo fue organizado por el maestro Raymundo Martínez, coordinador del seminario Historia Mexicana e historia del Estado de México y fue clausurado por el presidente del Colegio, el doctor José Alejandro Vargas Castro.