Comunicado de prensa 009/2013

Investigadoras del CMQ presentan en el aniversario del CICSyH conferencias sobre el municipio


comunicado09a 2013Las doctoras María del Carmen Salinas Sandoval y María Teresa Jaquín Ortega, profesoras investigadoras de El Colegio Mexiquense, A. C. participaron como ponentes en el marco del XXVI aniversario del Centro de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades (CICSyH) de la Universidad Autónoma del Estado de México.

La conferencia de la doctora Salinas, Organización del poder en los municipios mexiquenses. Siglo XIX, se refirió a la institución municipal y a los elementos que le dieron significado: la población, el territorio y el gobierno. La doctora abordó la diferencia de los objetivos político administrativos en distintos momentos históricos y explicó, a partir de diversas características y personajes, la evolución de esta entidad.

comunicado09 2013Concluyó que la realidad cotidiana de los ayuntamientos escapó a los rigurosos conceptos administrativos y a simplistas lineamientos políticos, es decir, la realidad cotidiana de la vida colectiva de la sociedad estaba viva y no por tener leyes rigurosas no había una dinámica constante.

Mencionó que la validación de las metas alcanzadas en la formación de la institución municipal sólo tendrá importancia histórica si va acompañada del estudio de las condiciones, los medios y las situaciones en que se implementó esa institución en los pueblos, barrios y rancherías.

La doctora Teresa Jarquín presentó la conferencia Gobierno indígena en la época novohispana; realizó un recorrido histórico de las características que fueron determinando la elección de un gobierno. Mencionó que la nobleza, en el período prehispánico, se adquiría de dos maneras: por concesión del señor en atención a los méritos o por nacimiento, lo mismo sucedía en España en esa época.

Agregó que con la llegada de los españoles se integraron algunos conceptos tales como el matrimonio, legitimidad, hijos naturales y formación de mayorazgos, lo que conlleva la nobleza, dijo que durante el período virreinal la nobleza indígena dominó los asuntos políticos de sus comunidades: los caciques regularmente tenían el puesto de gobernador, que era el cargo más alto en los cabildos indios que se establecieron desde el primer virrey de la Nueva España.

Para concluir, se planteó la interrogante de si en realidad la monarquía española entendió a los indígenas, pues conservó las costumbres que manifestaban más apego, o si únicamente fue que coincidió la estructura del ayuntamiento español con las tradiciones o las aspiraciones políticas de los naturales.