Comunicado de prensa 043/2008

ANALIZAN EXPERTOS LA TRANSFORMACIÓN URBANA Y POLÍTICA DE XONACATLÁN

Realizó El Colegio Mexiquense, A. C. una Mesa Itinerante en la que se analizaron aspectos referentes a la realidad de este municipio.

Xonacatlán, Estado de México, 22 de octubre de 2008.

comunicado2043-2008Xonacatlán es el municipio con el mayor crecimiento de población urbana en la zona metropolitana del Valle de Toluca, dado que mientras en la década de 1990 el 78 por ciento de sus habitantes vivían en zonas rurales, la situación se ha revertido y para el año 2005 el 60 por ciento de las personas se ubican en localidades consideradas como urbanas.

El secretario general de El Colegio Mexiquense, A. C., José Antonio Álvarez Lobato, expuso que el Valle de Toluca ha sufrido una gran transformación, pues mientras que en 1990 su zona metropolitana estaba conformada por cinco municipios, ahora suma a Almoloya de Juárez, Calimaya, Chapultepec, Lerma, Metepec, Mexicaltzingo, Ocoyoacac, Otzolotepec, San Mateo Atenco, Xonacatlán y Zinacantepec, y es la quinta más grande del país, con un millón 600 mil habitantes.
.

Al participar en la Mesa Itinerante de Xonacatlán, realizada en la cabecera de este municipio, el académico señaló que aunque esta localidad colinda con Naucalpan, las montañas que lo separan del Valle de México han constituido una barrera natural, por lo que su relación más inmediata ha sido con el Valle de Toluca y no fue sino hasta el quinquenio 1990-1995 cuando Xonacatlán comenzó a considerarse como una ciudad.

Álvarez Lobato dijo que a partir de los años 80, la industrialización de las ciudades medias del país aceleró la integración de las áreas rurales adyacentes. Este proceso se dio en forma lineal a través de los corredores urbanos, las carreteras y las principales vías de comunicación, lo que facilitó la absorción de las zonas de desarrollo tradicional de los pueblos que hoy la ciudad "se ha comido". Precisó que Xonacatlán representa sólo el 1.65 por ciento del territorio de la zona metropolitana del Valle de Toluca y se asienta en unos 33 kilómetros cuadrados de territorio, de los que 8 kilómetros están catalogados como urbanos. En el Conteo de Población 2005, el municipio registró 45 mil habitantes.

Sin embargo, entre los problemas que afronta el municipio está el hecho de una gran parte de su población percibe ingresos menores a los del promedio de la región. Hasta antes del año 2000, Xonacatlán generó tasas de crecimiento muy altas gracias a las crecientes actividades comerciales y de servicios, pero a partir del 2004 presentó una sensible baja que produjo altas tasas de desempleo; hoy un importante número de personas labora en las zonas industriales de Lerma y del parque Toluca 2000, lo que no se refleja en los indicadores de empleo municipales.

En esta mesa, moderada por la maestra Rosaura Hernández, se presentó el Códice Techialoyan de San Francisco Xonacatlán, publicado por El Colegio Mexiquense y del cual el investigador Raymundo Martínez hizo un estudio sobre las glosas en náhuatl escritas en los dos lados de los 15 folios de este documento que hoy resguarda la Universidad de Tulane, Nueva Orleáns, en Estados Unidos y que es de gran valor histórico.

Aclaró que aunque Xonacatlán fue una zona otomí, el documento fue escrito en náhuatl en la segunda mitad del siglo XVII, porque esta lengua era considerada como un idioma oficial en la Nueva España. En sus 30 láminas se aprecian escenas alusivas a los fundadores del pueblo, los gobernantes prehispánicos, la llegada de los españoles, la evangelización, linderos, e incluso reproduce el escudo de armas de Castilla y León.

El cronista Efraín Bonifacio Alva refirió que si bien el grueso de los municipios del Estado de México no se involucró en el movimiento social de la Revolución Mexicana, la población del Xonacatlán padeció distintos momentos de inseguridad debido a los actos vandálicos de gavillas que se hacían pasar por revolucionarias. Cuando el territorio del Estado de México se dividió en 16 distritos rentísticos y judiciales, Xonacatlán fue incorporado al distrito de Lerma y fue el pueblo de San Francisco Xonacatlán el primero en hacer valer, el 3 de marzo de 1918, mediante asamblea entre autoridades municipales y población en general, la dotación de tierras ejidales.

Enrique González de la Paz, del Instituto Electoral del Estado de México, presentó un estudio de referente a tres décadas de alternancia política en el municipio y dijo que hasta el último cuarto del siglo pasado, para el grueso de la población las elecciones municipales pasaban desapercibidas. En 1978 se tuvo un conflicto postelectoral que terminó con el establecimiento de un cabildo compartido y en 1981, el Partido Popular Socialista se alzó con el triunfo electoral, con lo que Xonacatlán y Aculco –ganado por el PAN- se convirtieron en los únicos municipios del Estado de México gobernados por institutos políticos diferentes al PRI.

Las elecciones de 1987 fueron las últimas en las que un partido político, en este caso el PRI, obtuvo más del 50 por ciento de la población válida emitida, lo que no se repitió hasta el año 2006. Las diversas modificaciones hechas a la legislación electoral y el cambio de las preferencias políticas originaron que la elección de 1996 fuera la más competida en la historia de Xonacatlán, pues con una diferencia de sólo 37 votos, es decir de 0.3 por ciento, se produjo un empate técnico entre el Partido de la Revolución Democrática y el PRI, siendo el primero el que finalmente se alzó con la victoria. Esto, resaltó, demuestra el grado de politización y de educación política que sus habitantes han adquirido a través del tiempo.