Comunicado de prensa 018/2008

MÉXICO, BENEFICIADO CON LA APLICACIÓN DE SISTEMAS DE CAMBIO FLEXIBLE

El doctor Federico Rubli Kaiser, director de Relaciones Externas del Banco de México, habló sobre la política monetaria de México.

Zinacantepec, Estado de México, 23 de abril de 2008.

comunicaco2018-2008El tipo de cambio flexible que México adoptó desde 1994 ha permitido que las reservas monetarias se ubiquen en un volumen histórico de 80 mil millones de dólares, cantidad que genera seguridad y confianza en la economía del país frente a alguna contingencia, aseguró el director de Relaciones Externas del Banco de México, Federico Rubli Kaiser.

Al participar con el tema "Teoría de las Uniones Monetarias" en el Diplomado "La inserción de México en la globalización" de El Colegio Mexiquense, A.C, el doctor Rublo Kaiser señaló que a lo largo de su historia monetaria, el país ha experimentado con distintos tipos de regímenes cambiarios y mencionó que luego de aplicar un sistema de cambio fijo, se adoptó uno de tipo flexible.

Entre sus ventajas, este sistema permite ajustes más eficientes de traslado de recursos entre sectores de comerciables y no comerciables; desincentiva la especulación de corto plazo, y es un corrector automático a la apreciación real y al financiamiento de la cuenta corriente. Este sistema, además de constituir un arreglo más transparente para el mercado, permite, ante la globalización en la que nos encontramos, una mayor coordinación de las políticas financieras.

Explicó que los colapsos del sistema de cambio fijo que se tuvieron en los años de 1976, 1982, 1987 y 1994 se dieron, entre otros factores, porque se produjo una crisis de confianza y por el agotamiento de las reservas financieras. "Cuando hay desconfianza e incertidumbre lo primero que pasa es una huida hacia la moneda extranjera, la gente compra dólares, entonces se empiezan a vaciar las reservas del banco central y el sistema deja de ser sostenible; entonces el régimen se colapsa y se destruye".

Un factor fundamental de los tipos de cambio es que tiene que existir la suficiente confianza y credibilidad de la población en el manejo de las políticas económicas, pues éstas deben darse de una manera adecuada, sana y disciplinada.

El doctor Kubli Kaiser explicó que México, al igual que diversas naciones ha aplicado también un sistema de cambio múltiple, el cual ha sufrido diversas distorsiones. Un claro ejemplo de esto es Cuba, en donde se dio una segmentación que implica la fijación de distintos tipos de cambio para atender sectores estratégicos como el turismo o las exportaciones. Entre otros efectos, esto ha generado un mercado negro de dólares.

Por otra parte, refirió que en el caso de la experiencia mexicana, cuando en los años 90 se establecieron tipos de cambio duales en México, lo que sucedió fue que el verdadero tipo de cambio imperaba en el mercado negro, porque eso es lo que realmente refleja la presión de demanda y oferta real de la economía.

Con la adopción del tipo de cambio flexible, hoy el país a través del Banco de México cuenta con reservas suficientes para atender alguna eventual contingencia, y ello ofrece como ventajas el dar certidumbre a la población en materia económica. Frente a las críticas que la principal institución del país ha recibido por la no aplicación de estos recursos en programas sociales, Rublo Kaiser señaló que no debe perderse de vista que el origen de estas reservas no es de origen presupuestal y que están dedicados exclusivamente a solventar cualquier emergencia.