Comunicado de prensa 009/2008

INDAGA INVESTIGADORA LAS FORMAS DE CRIANZA INFANTIL DURANTE LA ÉPOCA TEMPRANA DE LA COLONIA

Se realizó en El Colegio Mexiquense, A. C., el Seminario Interno de Investigación del Cuerpo Académico de Historia Mexicana e Historia del Estado de México.

Zinacantepec, Estado de México, 7 de marzo de 2008.

Apoyada en documentos como el Códice Florentino, los Huehuetlatollis compilados por Juan Bautista Viseo y El Espejo Divido, escrito por fray Juan de Mijangos, la investigadora Nadia Marín Guadarrama estudia las modificaciones que se dieron en los sistemas de crianza infantil durante la época temprana de la Colonia, los cuales se vieron fuertemente influenciados por la doctrina cristiana traída por los españoles.

Al participar en el Seminario Interno de Investigación del Cuerpo Académico de Historia Mexicana e Historia del Estado de México en El Colegio Mexiquense, A. C., la maestra Marín Guadarrama explicó que un huehuetlatolli es un documento escrito en náhuatl que, a partir de metáforas, comparaciones, paralelismos y redundancias, explica muchas de las consejas que atesoraron los pueblos mesoaméricanos.

Agregó que muchos de los huehuetlatolli fueron escritos por los frailes franciscanos con ayuda de los nahuatlatos, indígenas que aun cuando hablaban náhuatl y estaban inmersos en su cultura original, también se hallaban adoctrinados en la religión cristiana y habían adquirido los conocimientos humanísticos traídos de Europa.

A principios del siglo XVI y hasta mediados del siglo XVII, se dio la introducción de un nuevo orden jerárquico, en el que padres y madres se volvieron mediadores entre los frailes y los niños. Los sermones dichos en misa se volvieron discursos potenciales para difundir las enseñanzas cristianas entre los grupos indígenas del centro de México.

Existe un importante número de documentos que muestran los rituales que en el ámbito doméstico tuvieron una fuerte influencia, como es el caso del bautismo de los niños nahuas, cuyos padres tenían una posición social elevada, así como del adoctrinamiento que se realizaba en los templos y en los que los frailes catequizaban a grupos de hombres, mujeres y niños.

La maestra Marín Guadarrama ejemplificó que Fray Bernardino de Sahagún estableció en sermón que los padres debían enseñar a sus hijos a obedecer en primera instancia a los religiosos y en segundo lugar a quienes los gobernaban, mientras que el Códice Florentino muestra un panorama diferente, pues en orden de importancia estaban los dioses, los ancestros, los ancianos, los padres y las madres, que se apoyaban por toda esta cadena para criar y educar a sus niños.

Acompañada por los investigadores de El Colegio Mexiquense, A. C., Xavier Noguez y María Teresa Jarquín Ortega, así como por la doctora Ivonne Vizcarra Bordi, de la UAEM, destacó que la existencia de estos documentos de origen colonial permite entender la manera en que dentro de las sociedades colonizadas de Mesoamérica, gradualmente se instauraron sistemas patriarcales diferentes a los que hasta habían existido desde tiempos inmemoriales.