Comunicado de prensa 030/2007

Impera continuidad en materia de desarrollo nacional a través de programas estratégicos

Presentación del libro Estado y desarrollo Económico: México 1920 - 2006, de Carlos Tello Macías, en El Colegio Mexiquense, A. C.

Zinacantepec, Estado de México, 29 de octubre de 2007.

La evolución económica y social de México, durante el siglo XX, no puede concebirse sin hacer referencia al papel del Estado en la orientación y determinación del destino nacional, ya que el objetivo de los diferentes gobiernos, principalmente los posrevolucionarios, fue la búsqueda del desarrollo para el país.

Sin embargo, pese a que no todo se hizo bien, ni las propuestas formuladas lograron establecerlo, hay que reconocer la constante procuración de justicia social, la cual estamos muy lejos de alcanzarla, la continuidad en los programas y acciones de gobierno ha existido en programas estratégicos como educación, salud, seguridad social, política agraria o política exterior.

En lo que fue la presentación del libro Estado y desarrollo Económico: México 1920-2006, Carlos Tello Macías, también indicó que en esta obra trata de explorar las estrategias fundamentales que determinaron, en cada periodo, el rumbo de nuestro país.
Tomando como marco de referencia la Constitución de 1917, los diferentes gobierno decidieron integrar al país a partir de acciones fundamentales como el establecimiento de un mismo idioma y la profesionalizar al ejército para acabar con el control ejercido por los jefes militares regionales presentes en México, en la década de los veinte, quienes en muchos casos eran amos y señores de las zonas que controlaban, al grado de que algunos lograron emitir su propio papel moneda.

Profesionalizar al ejército con medidas como el establecimiento del Colegio Militar y con una ley de pensiones permitió terminar con las alcabalas y el control regional de los líderes militares, de manera que fue constituyéndose un mercado que facilitó la circulación de los productos. Al disminuir el gasto público destinado al ejército, el cual a principios de 1920 era cercano al 70 por ciento, aumentó paralelamente el gasto en materia de desarrollo social y desarrollo económico.

Un aspecto fundamental ligado también al crecimiento fue el de la educación, materia de la que destacan tres momentos significativos: la gestión de José Vasconcelos, a principios de los años 20, los esfuerzos de la educación socialista promovida por Narciso Bassols y el gobierno de Cárdenas, así como el plan de 11 años, con Jaime Torres Bodet.

Durante su exposición, el autor del libro, maestro en Economía, diplomático y profesor de tiempo completo en la Facultad de Economía de la UNAM, destacó que uno de los periodos más sobresalientes fue el del presidente Lázaro Cárdenas, pues rompió el monopolio de la tierra por la vía del reparto y la expansión de la producción de alimentos, facilitando así la urbanización y el crecimiento industrial que se dio de forma acelerada después de 1934. En su mandato también se dio un uso eficiente a los energéticos como pivote del desarrollo industrial y se modificó la relación entre el gobierno y las organizaciones de masa como las organizaciones campesinas y los sindicatos.

De este modo Tello Macías, refirió que después de la etapa armada, los gobiernos del periodo de 1920 a 1934 se propusieron consolidar un estado nacional. En nuestros días resulta difícil entender lo que ha pasado en México sin revisar la intervención del Estado, ya que lo que sucede en nuestro país descansa en buena parte en lo hecho ayer, razón por la que no es necesario tomar distancias para evaluar lo realizado, al contrario, se trata de asumir el riesgo de poder equivocarse, sin temor a publicar las cosas que no están del todo bien.

Acompañado por el doctor Edgar Hernández Muñoz, presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., y ante un auditorio, primordialmente integrado por estudiantes de posgrado e investigadores de la institución, el autor de Estado y desarrollo Económico: México 1920-2006, editado por la Universidad Nacional Autónoma de México, mencionó que en los distintos capítulos del texto se explora la historia económica del país a partir de los gobiernos emanados de la Revolución Mexicana.

Los cometarios a esta obra fueron realizados por el doctor Henio Millán Valenzuela, profesor investigador de El Colegio Mexiquense, A. C., y maestro Leonardo Lomelí Vanegas, profesor de la Facultad de Economía de la UNAM.

El primero, señaló que se trata de un texto que pretende y logra revisar las relaciones entre el Estado y el desarrollo de una forma integral, en un periodo que abarca prácticamente todo el siglo XX, pero difirió con el autor con respecto a los factores internos y externos que han limitado el éxito de las medidas económicas y de la política del gasto público para impulsar el crecimiento económico y social del país.

Por su parte, el maestro Lomelí Vanegas, comentó que en la historia de México pueden definirse dos periodos de crecimiento económico prolongado: el Porfiriato, en el que se dio la construcción institucional que explica en gran medida el desempeño posterior de la economía mexicana, y el periodo comprendido entre 1934 a 1982, en el que se alcanzó un crecimiento promedio de 6 por ciento anual. En torno a éste, dijo que resulta interesante analizar el efecto de los desequilibrios que llevaron a replantear la conducción económica del país durante la segunda etapa del siglo XX, así como tratar de hacer un balance desapasionado de las luces y sombras de lo que ha sido la intervención del Estado en el desarrollo económico nacional.