Comunicado de prensa 016/2007

De no atender las transformaciones sociales globales, los países en vías de desarrollo pueden sufrir acelerado deterioro ambiental en 2030

Zinacantepec, Estado de México, 2 de julio de 2007.

En el marco del quinto panel de expertos sobre la Cooperación Internacional para el Desarrollo en la Globalización, el doctor Alfonso Iracheta Cenecorta, criticó la cooperación internacional efectuada por México respecto a los temas territoriales y ambientales y, advirtió, que derivado de las grandes transformaciones sociales en la globalización, tales como la urbanización generalizada y la tendencia a la concentración poblacional, se estima un deterioro acelerado del ambiente y de los recursos naturales en los países en desarrollo, aunado a la duplicación de la población urbana mundial, la cual pasará de 2.84 mil millones de habitantes, en el año 2000, a 4.9 mil millones, en 2030.

En la sesión dedicada a "La cooperación internacional en los problemas de la metropolización y el medio ambiente", Iracheta Cenecorta mencionó que el valor de la cooperación internacional ante los cambios territoriales y ambientales es fundamental, ya que se trata de un conjunto de fenómenos que requiere urgente atención, por ello, subrayó, los países deben trabajar en aspectos esenciales como la reducción de la pobreza urbana, la sustentabilidad ambiental, el cuidado del agua, el transporte público y el manejo de los desechos sólidos, entre otros aspectos de cualquier política urbana.

El también coordinador el Programa Interdisciplinario de Estudios Urbanos y Ambientales de El Colegio Mexiquense, A. C., destacó la necesidad reconocer que el territorio y el ambiente se han convertido en asuntos estratégicos de seguridad nacional, de gobernabilidad, de desarrollo y de supervivencia para la humanidad.

Los expertos reunidos en el panel organizado por el Programa Interdisciplinario de Estudios sobre Asia Pacífico, describieron distintos programas que se llevan a cabo en el país, relativos a la conservación de los recursos renovables, el control de la contaminación, la generación de energía limpia y el manejo de los residuos sólidos, entre otros.

María Teresa Bandala Medina, directora general de Relaciones Internacionales de la SEMARNAT, detalló que en el periodo 2000-2005, México recibió apoyos por aproximadamente 54 millones de dólares para diversos proyectos sin embargo, actualmente se registra una disminución de los recursos destinados por organismos internacionales debido a que a partir de distintos indicadores macroeconómicos, se pretende que nuestro país pase de ser un receptor de recursos a una nación donante, por lo que es necesario buscar nuevas opciones para obtener recursos de cooperación.

Bandala Medina agregó que como país donante, México colabora con América Latina a través de comisiones mixtas de cooperación técnica y científica, así como con proyectos o acciones de capacitación; en este sentido, puntualizó, en 2006 se registraron 18 proyectos con Nicaragua, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Ecuador y Belice.

La funcionaria sostuvo que el país también colabora permanentemente con agencias de cooperación internacional de países como Japón, España y Estados Unidos, entre otros, con las que se trabaja cuestiones relativas al acceso a la tecnología, información especializada, innovaciones científicas, problemas específicos del sector y en el fortalecimiento de capacidades institucionales.

En su momento, Pablo Heredia Cantillana presentó a los asistentes, algunas de las acciones de la agencia alemana GTZ y refirió que este organismo ha invertido en México cerca de 20 millones de dólares, cifra que es sensiblemente menor a la canalizada a Guatemala, Nicaragua y Costa Rica.


Sin embargo, señaló que para el gobierno alemán, México y otros países como China, Sudáfrica, India, Brasil, está considerado como una nación ancla, es decir, un sitio prioritario para la política de cooperación alemana, la cual a la fecha se traduce en diversos programas referentes al cuidado del medio ambiente, pero también se incluyen otras áreas como economía, empleo, estados y democracia, salud, educación, seguridad social e infraestructura.

Los trabajos del encuentro fueron moderados por el profesor Omar Martínez Legorreta, coordinador del Programa Interdisciplinario de Estudios sobre Asia Pacífico, y se efectuaron en la ex hacienda de Santa Cruz de los Patos, en el municipio de Zinacantepec.