Comunicado de prensa 028/2006

La sobrevivencia de San Mateo Atenco, una proeza histórica; presentarán libro dedicado a mil cien años de la vida de la comunidad

*Este jueves, a las 18:00 horas, en el palacio municipal de San Mateo, se dará a conocer la obra coeditada por la UAEM y El Colegio Mexiquense, A. C.

Zinacantepec, Estado de México, 6 de diciembre de 2006.

san20mateo_28El pueblo de San Mateo Atenco se ha sobrepuesto a la adversidad desde los tiempos prehispánicos, durante la dominación azteca; luego, en la Colonia, enfrentó al Marquesado del Valle; padeció todas las vicisitudes del siglo XIX y en el siglo XX se quedó, como otras comunidades lacustres, sin el elemento que le había dado sentido a su existencia durante más de mil años: el agua, con la desecación de las lagunas de la zona. De ahí que la de esa comunidad sea una proeza histórica.

Para dar cuenta de esa hazaña, la Universidad Autónoma del Estado de México y El Colegio Mexiquense, A. C., acaban de coeditar el libro colectivo La proeza histórica de un pueblo. San Mateo Atenco en el Valle de Toluca. Siglos VIII-XIX, coordinado por los historiadores René García Castro y María Teresa Jarquín Ortega, que será presentado este jueves 7 de diciembre, a las 18:00 horas, en el palacio municipal de San Mateo, en una sesión abierta al público en general y en especial al pueblo de San Mateo.

La ex presidenta de El Colegio Mexiquense, A. C., e investigadora de la misma institución informó que San Mateo Atenco ha sido un pueblo de gente libre que conserva un fuerte elemento matlatzinca hasta la fecha. Siempre ha sido un pueblo que ha luchado, y por ello decidimos titular al libro La proeza histórica de un pueblo, detalló.

Para la estudiosa, el momento más difícil se presentó a mediados del siglo XX, cuando el agua de las lagunas de Lerma y Almoloya del Río sirvió para abastecer a la capital del país, con el resultado de la desecación de esas fuentes. San Mateo Atenco y todas las comunidades que recibían los beneficios de las lagunas —la pesca y la siembra y cosecha del tule, entre los más importantes—, y que eran fuente de alimento y de productos para comerciar, tuvieron que cambiar dramáticamente la forma de vida que habían tenido durante más de un milenio, señaló.

Explicó que el libro se empezó a gestar desde que ella ocupó la presidencia de El Colegio Mexiquense, A. C., en los años 1990-1998, con seminarios en que participaron investigadores del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, de la Facultad de Humanidades de la UAEM, del área de Arqueología del Instituto Mexiquense de Cultura y del propio Colegio.

A partir de 2001, el proyecto empezó a tomar forma, explicó, y dio a conocer que en el Archivo General de Indias, en Sevilla, España, hay un extenso y rico documento inédito, de aproximadamente mil 700 fojas, el cual, afortunadamente, ha sido ya paleografiado en El Colegio Mexiquense, A. C., es decir, transcrito a las grafías modernas, y está capturado en medios electrónicos. Una vez que se sigan los procesos formales necesarios, se espera que sea publicado. Ese documento es vital para comprender una parte importante de la historia de San Mateo Atenco, añadió.

El libro incluye una introducción y ocho artículos, titulados, respectivamente, "San Mateo Atenco: una sociedad lacustre prehispánica del valle de Toluca", de los arqueólogos Yoko Sugiura Yamamoto y Rubén Nieto Hernández; "David contra Goliat o de cómo la pequeña comunidad de San Mateo venció jurídicamente al gran marquesado del valle en los siglos XVI y XVII", de René García Castro; "Familia y grupos matlatzincas, siglos XVI-XVII. Una aproximación", de la ya fallecida etnohistoriadora Noemí Quezada, a quien se dedica el libro.

Los historiadores Rosaura Hernández Rodríguez y Raymundo César Martínez García son autores del artículo "El pueblo de Toluca y la localidad de San Mateo Atenco en el siglo XVI"; de María Teresa Jarquín es "La organización religiosa y el coatéquitl minero en San Mateo Atenco", y los historiadores Silvia Alejandra Gutiérrez Hernández y Pedro Canales Guerrero escriben "Dos siglos de historia de la población de San Mateo Atenco (1645-1840)".

De la doctora María del Carmen Salinas Sandoval es el artículo "En busca de la fortaleza municipal. San Mateo Atenco", y el maestro Norberto López Ponce y el doctor René García Castro escriben "Violencia en el reparto de tierras en San Mateo Atenco".
Las investigadoras y los investigadores que han hecho posible este libro trabajan para el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, la Coordinación de Arqueología de la UAP Tenancingo y la Facultad de Humanidades de la UAEM, y El Colegio Mexiquense, A. C.