Comunicado de prensa 017/2006

Las investigación social da oportunidad de mejorar el mundo, crítica al neoliberalismo y atiende problemas como la pobreza

*Brillantes participaciones de los sociólogos Michel Maffesoli, Roberto Miguelez y Fernando Cortés en el coloquio organizado por El Colegio Mexiquense, A. C.

Zinacantepec, Estado de México, 18 de Septiembre de 2006.

Con una severa crítica a las ideas y acciones que niegan la capacidad de la investigación social de ser de utilidad a las sociedades; al neoliberalismo, por ser un pensamiento y una política reduccionista y excluyente, así como a la concepción occidental del mundo sustentada en la separación de los seres humanos, en la supuesta perfección que produce el desarrollo —a costa de la destrucción ambiental— y en la enajenación y dominación que hace extraños a los seres humanos, dio inicio el Coloquio internacional "XX años de Ciencias Sociales", organizado por El Colegio Mexiquense, A. C., para celebrar su vigésimo aniversario.

La presencia del sociólogo francés Michel Maffesoli, investigador de la Universidad París V La Sorbona, la que mayor expectación despertó para la primera jornada —dedicada al tema "El estado de las Ciencias Sociales: tradiciones y perspectivas del mundo actual"—, cumplió con lo esperado, debido a que el polémico pensador hizo una profunda revisión y una dura crítica a la manera de ver el mundo que ha llevado a las sociedades occidentales a la esquizofrenia y a la paranoia, al dividir el mundo en pares de fuerzas siempre en lucha y buscar una reducción por medio de la razón, sin tomar en cuenta las emociones y la vida cotidiana de las personas.

Ante la tríada separación-perfección-(enajenación)dominación, Maffesoli propuso la correlación de los seres humanos que viven en sociedad, el orgullo de lo colectivo y de ser parte de ello como resultado de la razón sensible, y la integralidad de los seres humanos sustentada en el heterogeneidad social y el consenso.

El autor de libros como El tiempo de las tribus advirtió de que toda organización social es mezcla de lo diverso, y como nuevas formas de socialidad ejemplificó con la internet y los blogs, al tiempo que se pronunció por una reformulación del pensamiento para estar a la altura de lo cotidiano. Denunció así el proyecto patriarcal de las sociedades modernas, para subrayar la necesidad de que se privilegie el ser, el vivir y el permanecer de los seres humanos; es decir, se manifestó por un humanismo horizontal fundado en un pensamiento que vaya a la raíz de lo humano.

En su ponencia, el doctor Roberto Miguelez, investigador de la Universidad de Ottawa, hizo un análisis riguroso del nacionalismo y del neoliberalismo como reduccionismos en el pensamiento de lo social.

Sobre el neoliberalismo apuntó que su reduccionismo, al concentrarse en la exaltación del mercado, señala un proceso no exento de violencia y de terror incluso, pues da forma a dos mundos sociales divididos por mecanismos esencialmente económicos, pese a lo cual propuso una actitud optimista que tenga como centro al ser humano, y dijo que la actitud pesimista es la que considera a la barbarie como el destino humano. Con todo, aceptó que a esta última conduce el neoliberalismo. Para que no sea inexorable, destacó, es fundamental el pensamiento crítico de los investigadores sociales.

En el mismo sentido de resaltar la importancia de la investigación social, pero desde una perspectiva y un enfoques muy diferentes, el doctor Fernando Cortés, investigador de El Colegio de México, demostró que las ciencias sociales crean tecnologías que sirven para desarrollar políticas públicas.

Entre los varios ejemplos que utilizó el investigador para explicar cómo las teorías de lo social se traducen en acciones se detuvo en el Progresa, diseñado y aplicado en el gobierno de Ernesto Zedillo con el fin de atacar la transmisión intergeneracional de la pobreza; el acuerdo migratorio con Estados Unidos —que se vino abajo por los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001—; la medición de la pobreza por parte de la Sedesol, y la Ley de Desarrollo Social promulgada el 20 de enero de 2004.

El investigador concluyó que los ejemplos que utilizó en su ponencia se refieren a los intentos de incidir, mediante la creación de tecnología social, en procesos sociales relativos a problemas educacionales, de alimentación y de nutrición que viven los pobres de México. Asimismo, destacó que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Conaeva), que inició actividades en mayo pasado, debe crear una sociotecnología que permita disponer de información básica para lograr altos niveles de eficiencia y eficacia de la labor gubernamental y reducir o eliminar problemas sociales.