Comunicado de prensa 019/2005

La población envejece rápidamente y la ciudad no atiende a sus necesidades; en la ZMT se duplicó el número de los mayores de 65 años

*Proponen investigadores medidas para atender necesidades metropolitanas y el acceso de los pobres al suelo

Zinacantepec, Estado de México, 21 de junio de 2005.

La población que está creciendo más aceleradamente es la mayor de 65 años, la cual en el año 2050 representará 32.4% del total nacional y 45% de la población económicamente activa (PEA). En la zona metropolitana de Toluca (ZMT) su número se duplicó en diez años para llegar a 33 mil 121 personas, con un ritmo de crecimiento anual de casi 7%. Sin embargo, las ciudades, incluida Toluca, no están preparadas para atender las necesidades de vivienda y transporte, entre otras, de los ancianos.

Pese a que "el futuro nos ha alcanzado" y la población mexicana está envejeciendo aceleradamente, no hay políticas públicas para atender lo que se conoce como "fallas de la ciudad", entre las que están los edificios de viviendas y servicios con escaleras, los pasos peatonales, las banquetas estrechas y altas, y el transporte público, que plantean dificultades cotidianas para los ancianos. Ante ello, es urgente tomar medidas que consideren las necesidades de la población mayor de 65 años, afirmó el doctor Carlos Garrocho Rangel.

En la segunda mesa del coloquio "Problemas del desarrollo del Estado de México: ¿cuál es la agenda de las políticas públicas?", organizado por el Seminario de integración internacional, desarrollo económico y territorio de El Colegio Mexiquense, A. C., el investigador advirtió que los ancianos están siendo segregados espacialmente a los centros históricos de la ciudad y de las comunidades de la ZMT, y sugirió una serie de medias de política pública, entre las cuales destacó las relativas a corregir las fallas de la ciudad.

Previamente, el doctor Alfonso Iracheta Cenecorta cuestionó la falta de política urbana en México y urgió a que los gobiernos del Estado de México y del Distrito Federal tengan una política conjunta para la Zona Metropolitana de la Ciudad de México por encima de diferencias partidistas, ante los severos riesgos que corren los casi 20 millones de habitantes de la misma.

Propuso la creación de un gobierno metropolitano bajo la modalidad de un parlamento, como instancia de mediación que no implicaría crear un cuarto nivel de gobierno y cuya función sería la de definir políticas integrales que obliguen a la coordinación a los gobiernos federal, del estado, del DF, los municipios metropolitanos y las 16 delegaciones de la capital del país.

En tanto, la maestra Susana Median Ciriaco destacó que la Zona Metropolitana del Valle de Toluca, considerando nueve municipios, llegó a 1.4 millones de habitantes en el año 2000, por lo que es ya la quinta metrópoli del país, donde las reformas al artículo 27 constitucional hechas en 1992 están dando como resultado la pulverización del ejido y la transformación del régimen de tenencia de la tierra de social a privada, en especial en San Mateo Atenco, Toluca, Metepec y Xonacatlán.

En el punto medular de su exposición, la investigadora cuestionó la falta de eficacia de las políticas públicas destinadas a atender la necesidad de suelo de los pobres (precarismo urbano), y analizó las plataformas de las tres coaliciones con candidatos a la gubernatura en relación con el tema.

De su análisis resultó que la coalición PRI-PVEM es la que tiene el mejor conocimiento del tema y hace propuestas avanzadas, como la recuperación de plusvalías urbanas, pero, señaló, incluye otras tradicionales, como la regularización masiva de predios, la cual agrava el problema al incorporar el suelo al mercado y con ello expulsa a los grupos más pobres a las periferias más lejanas.

La plataforma de la coalición PRD-PT cuenta con un diagnóstico acertado del fenómeno urbano, pero no lo refleja en alternativas de solución. En tanto, la coalición PAN-Convergencia omite el problema del suelo urbano y tampoco hace un diagnóstico, y sólo presenta ideas dispersas no planteadas como un programa de trabajo.

La investigadora destacó la necesidad de políticas públicas que se lleven a la práctica y atiendan a la ruptura de la estructura social colectiva, resultado de las políticas neoliberales, que han hecho que el ejido ceda su legar al mercado inmobiliario, del cual están excluidos los pobres.

Esta segunda mesa del coloquio estuvo dedicada al tema "Metropolización y sustentabilidad ambiental", y al igual que la primera dio ocasión a los investigadores de El Colegio Mexiquense, A. C., de presentar diagnósticos y propuestas de solución a algunos de los problemas más importantes del Estado de México.