Comunicado de prensa 042/2003

La pobreza coloca al país en la misma situación de hace dos siglos, advierte la historiadora Josefina Zoraida Vázquez

Previene sobre los riesgos de la corrupción, el abstencionismo y las carencias educativas

Zinacantepec, Estado de México, 9 de julio de 2003.

La corrupción, la falta de acuerdo entre los políticos, que en su mayoría desconocen la historia de México; la pobreza, que coloca al país casi en la misma situación que hace dos siglos; la falta de formación de científicos; el abstencionismo, como expresión preocupante de la indiferencia de la gente, y la ausencia de un compromiso nacional por hacer bien lo que a cada quien corresponde son los problemas más acuciantes, afirmó la historiadora Josefina Zoraida Vázquez.

Invitada a dictar la conferencia magistral con que se dio por concluido el diplomado "Historia sociopolítica del Estado de México" organizado por El Colegio Mexiquense, A. C., la investigadora emérita utilizó un tono coloquial para exponer sus ideas en relación con el México de nuestros días y subrayó la importancia de que la sociedad en su conjunto defienda y respete la ley, y en especial la Constitución, como la mejor garantía de una convivencia armónica.

Al dirigirse a los quince egresados de la primera promoción del diplomado, la profesora emérita de El Colegio de México afirmó que el problema de la pobreza en que se encuentra uno de cada dos mexicanos establece una obligación de toda la sociedad para resolverla, y aseguró que si el país ha de compararse con otros, se tome el ejemplo exitoso de las naciones asiáticas sobre la base del impulso que la han dado a la educación, la ciencia y la tecnología.

La doctora Josefina Zoraida Vázquez se refirió a los riesgos del alto abstencionismo que se dio en las elecciones del domingo pasado, a la vez que cuestionó a los legisladores que dejarán sus curules en breve al comparar al actual Congreso de la Unión con los de 1828 y 1847, por no llegar a acuerdos básicos en materias indispensables, como lo son la energética y la fiscal, y dijo que los políticos no deben prometer lo que no es posible realizar.

Sin embargo, la historiadora previno que se ha puesto de moda hablar mal de México y de lo que los mexicanos han conseguido con esfuerzo y sacrificio; los logros alcanzados en el siglo XX son muy importantes, si se piensa tan sólo en que hace una centuria el país era mayoritariamente analfabeta, expresó.

En su mensaje incluyó advertencias a los peligros que corre el país por el deterioro ecológico y el agotamiento del agua como recurso básico e indispensable, y se pronunció por continuar de manera racional las políticas de planificación familiar para darle viabilidad a la sociedad.

A los quince egresados del diplomado -profesores de educación básica, media superior y superior, cronistas municipales e investigadores- los convocó a renovar la enseñanza de la historia, para que ésta deje de ser el relato de las guerras y la sucesiones presidenciales, y se concentre en la difusión de las formas de vida y la cultura de los mexicanos; asimismo, les sugirió conocer a fondo y difundir el contenido de la Constitución para influir en el combate a la corrupción, a la que definió como un problema mayúsculo. Los mexicanos debemos cumplir nuestras obligaciones y exigirnos la solución colectiva de los grandes problemas nacionales, más allá del color político de los gobiernos en turno, manifestó.

Ante el subsecretario de Educación Básica y Normal del gobierno estatal, Rogelio Tinoco García, el presidente de El Colegio Mexiquense, A. C., Carlos Quintana Roldán, señaló al diplomado "Historia sociopolítica del Estado de México" como un ejemplo del compromiso de la institución con la sociedad e hizo un reconocimiento a la investigadora María Teresa Jarquín Ortega, quien lo coordina, por la calidad del programa académico respectivo, con el cual se actualiza a profesores de historia en activo.

La directora de la Escuela Normal número Tres del Estado de México, Gloria Arteaga Lechuga, repasó las enseñanzas de los expositores y conferenciantes, al tiempo de que expuso que los alumnos redescubrieron la historia local y nacional, desmitificaron a los héroes, y aprovecharon las investigaciones de sus profesores, quienes compartieron los avances de sus trabajos para iniciarlos en la investigación histórica.