Comunicado de prensa 032/2011

El Códice Techialoyan de San Francisco Xonacatlán, un estudio para fortalecer la identidad.


comunciado32_2011Zinacantepec, México, junio de 2011.

Como parte de la celebración de los 25 años de El Colegio Mexiquense, A. C. se busca el constante intercambio de ideas con otras instituciones que trabajan líneas de investigación afines a las que tiene el Colegio. Una forma de hacerlo es a través de presentaciones de los libros editados por el Colegio en dichas instituciones, lo cual promueve la discusión.

En este sentido se llevó a cabo la presentación del Códice Techialoyan de San Francisco Xonacatlán en el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS). Raymundo Martínez, profesor investigador de El Colegio Mexiquense, A. C., realizó el estudio de este documento, desde la traducción (que se encuentra en náhuatl) hasta un análisis lingüístico sobre la estructura que presentan los textos; la investigación fue realizada en archivos y en campo.

Manuel Hermann Lejarazu, investigador del CIESAS, mencionó que el documento es un exhaustivo estudio de los elementos pictóricos que conforman el manuscrito, lo cual, dijo, es un trabajo necesario para comprender en toda su dimensión cualquier pictografía mesoamericana. Consideró que la labor de Raymundo Martínez contribuye con nuevos elementos de análisis que deben ser tomados en cuenta para una mejor valoración de los códices Techialoyan. Dijo que uno de los puntos que merecen más atención en las ediciones de los códices es el método de estudio e interpretación llevado a cabo por cada uno de los autores que participan en la obra.

Por su parte, el maestro Raymundo Martínez explicó que el documento se encuentra en la biblioteca latinoamericana de la Universidad de Tulane, en los Estados Unidos, dijo que en el método de investigación se siguieron tres ejes de análisis: formas, contenidos y contextos. Los objetivos fueron describir los elementos plásticos; analizar los contenidos, a través de las glosas e imágenes, así como la relación entre la imagen y el texto; y, finalmente, el señalamiento del contexto histórico.

También se tomó en cuenta la vida del manuscrito: desde su fecha de elaboración hasta las razones por las que ahora se encuentra en la Universidad de Tulane. Dijo que el trabajo debe ser leído como un ensayo de interpretación y análisis y no como una discusión final.

Raymundo Martínez mencionó que la intención de realizar este trabajo es poner en manos del público un documento importante y promover otras investigaciones, así como abonar elementos para fortalecer la identidad informada a través del conocimiento del pasado. El Códice Techialoyan de San Francisco Xonacatlán procede del pueblo de indios de Xonacatlán en la época colonial y se encuentra disponible para consulta y venta en las instalaciones de El Colegio Mexiquense. A. C.