Comunicado de prensa 017/2012

Realizan en el CMQ mesa redonda sobre género


comunicado017a_2012Por tercer año consecutivo, El Colegio Mexiquense, A. C. convocó a investigadores de los diferentes seminarios del claustro a compartir los estudios realizados sobre mujeres y género. De esta manera se presentaron diversos trabajos, tal es el caso de "Ciclo de vida y violencia contra las mujeres en el corregimiento de Toluca en la época colonial", que fue presentado por la investigadora Pilar Iracheta, quien realizó un estudio histórico a partir del planteamiento de que en México la violencia contra la mujer es un problema endémico; ello en el sentido de que algunos valores sociales transmitidos de generación en generación son indicativos de que la agresión contra la mujer no es una manifestación de las circunstancias del tiempo actual, sino que se produce aún por las mismas manifestaciones y objetivos existentes siglos atrás. El trabajo se aboca al análisis del vínculo entre violencia y las mujeres toluqueñas: españolas, indias, mestizas y mulatas, habitantes del casco urbano o corregimiento de Toluca.

María Poveda, estudiante invitada de la Universidad Complutense de Madrid presentó la investigación "Recuperar para recordar. Logros, obstáculos y desafíos para las españolas de la primera mitad del siglo XX", donde ofreció un panorama general del desarrollo de las mujeres y sus derechos en territorio español, el trabajo se circunscribe a la lucha de las mujeres por el acceso a la educación durante tres períodos: el primer tercio del siglo XX, la segunda República y el estallido de la guerra civil y la llegada del franquismo. comunicado017_2012

"Mujeres jóvenes que no estudian ni trabajan ¿Un problema actual?", investigación de Emma Liliana Navarrete, se refiere a un grupo de mujeres jóvenes ubicadas entre los 15 y 24 años de edad que en la encuesta nacional de empleo se reportan como aquellas que no estudian ni trabajan. La investigadora revisó la encuesta del 2000 y la del 2010 y concluyó que la característica de no trabajo y no estudio no es un problema reciente, sino que ha habido cambios en la conformación del universo de los llamados ninis, aunque el estigma se da en menor medida en las mujeres ya que, culturalmente, ellas no deben ser proveedoras y se da poca importancia al hecho por su condición de mujeres.

"Mujer y hábitat urbano" es el trabajo de Carolina Pedrotti, quien compartió algunas reflexiones preliminares en torno a la importancia que tiene el enfoque de género en los estudios del espacio y particularmente en los del espacio urbano. Consideró que la relevancia de la relación de la mujer con la ciudad tiene que ver con que el usuario modelo del urbanismo no tiene sexo pero que se parece más a los hombres, por lo que al considerar que las experiencias cotidianas de las mujeres son cualitativamente distintas a la de los hombres se observa que, retomando la idea de Alejandra Massolo, la política no es neutral porque oculta las diferencias de intereses y de necesidades así como de prácticas sociales; agregó que el espacio es una expresión de las necesidades y los intereses de los seres humanos por lo que sus prácticas de uso son un tema de gran interés para los estudios urbanos.

"Violencia hacia las trabajadoras del sexo: mujeres y transgénero" es la investigación que Eduardo Pérez, ex alumno de la maestría del CMQ presentó. La investigación se realizó con un grupo de mujeres que trabajan en clínicas de masaje y transgénero que trabajan en la ciudad de Toluca, se refirió a los actos de violencia que en el primer caso se presentan por parte de los clientes y en el segundo por parte de las autoridades. Aborda las políticas públicas que se han aplicado, entre las que se encuentran la prohibicionista, que hasta el momento no ha funcionado, la abolicionista, que no es asumida voluntariamente por las mujeres o los transexuales, y la reglamentarista, que es una política que tiene que explorarse siempre y cuando se realice de manera integral, es decir desde la garantía de las condiciones de salud, hasta la seguridad, control y vigilancia de acceso y operación interna e, incluso, la generación de derechos y obligaciones fiscales.

"La masculinidad reprimida" es el nombre del trabajo que presentó Natalia Montiel, becaria de investigación, éste tiene el objetivo de conocer hasta qué punto los hombres se sienten reprimidos o a disgusto con la visión hegemónica y tradicional de la masculinidad, lo que les obliga a comportarse de determinada manera, encasillándolos en estereotipos que no corresponden a la construcción de la masculinidad o identidad en la época actual. Algunas de las conclusiones presentadas fueron que el hombre, igual que la mujer, ha sido víctima de la presión provocada por el concepto de masculinidad homogénico y tradicionalista y que la familia es una de las instituciones que ejercen mayor presión.

Nelly Caro, investigadora asociada del CMQ, presentó el trabajo "Jóvenes, sexualidad y género", explicó el concepto de este último y consideró que éste marca lo político, lo social, lo sexual, lo institucional, lo religioso y lo cotidiano, todo lo que se articula con otras desigualdades tales como la clase, la etnia, la edad o la preferencia sexual. Mencionó que el mandato de ser mujer para otros se ha modificado pero continúa con distintas características, consideró que esta situación se expresa en mayor grado en el ámbito de la sexualidad, al respecto señaló que se deben visibilizar los mandatos que existen para los ejercicios de la sexualidad y que el proceso de construcción de las políticas para lograr la equidad de género es aún incipiente.